lunes, 20 de febrero de 2017

El primer paso del cambio

Posiciones subjetivas que definen una historia. La demarcan y cambian finales.
Estar y ser como 'se puede', es una recurrencia en este mundo donde las desilusiones convergen con la falta de ideales posibles.
Siempre hay batallas que no se quieren escuchar y por lo tanto se repiten. Si es que se logra vivir para, al menos defenderse de ellas.
Pero ¿hasta cuándo se puede escapar de una verdad?
No hay cosa mas insistente que la verdad.
O.. Quizás si existe una alerta mas potente, la angustia. Una fiel compañera. Presente ante deseos no movilizados y represiones de decires inconclusos que fueron marcando un camino en lo inconsciente.
***
Posiciones subjetivas que fonan mucho y poco transforman, se vuelven parásitos cómplices del deseo mas fuerte de destrucción.
'Aquí y ahora' teñidos de 'ayer por siempre' son los que devuelven una mirada aterradora hacia la nada. Porque cualquiera sea el destino que se quiera ver. Se vuelve 'nada'.
***
Movimientos subjetivos son las voces escuchadas. El reconocimiento de lo propio entre los modos prestados de ver y sentir la vida.
Cambio de posiciones subjetivas que permite delinear una verdad que fue oída, haciendo eco y generando ondas expansivas del deseo.
Construcciones e inventos que muestran vida.
***
¿Y el primer paso?...
... una pregunta.





miércoles, 15 de febrero de 2017

Compulsión a la repetición (El valioso invento de Freud que vive en nuestras letras)

La pregunta constante sentencia y erosiona la razón.
¿A dónde y cómo mas debería Ser?
Detrás de las causas se hayan los amores.

***

Si despertar fuera fácil, nadie tendría miedo de no hacerlo.
No hay razones para permanecer pero las necesarias para irnos. Siempre así es el salto al abismo.

***

"Los atardecer sin contemplarse jamás existieron", podría decirle el hombre al cielo. Cuanto egoísmo detrás del deseo.
No siempre detenerse es dejar de avanzar.

***

Cuando nos alcanza el miedo, ¿Lo deseábamos o necesitábamos?
Depende de la acción que sostenemos justo en el momento de entrar en pánico.
Desconectados por lo irracional volvemos al vacío que perjuramos no repetir.
Es que esa irracionalidad viene a hablarnos de lo que anhelamos y no somos capaces de construir

***

Que pase la vida y el tiempo pero que no pase un segundo sin buscar de nuevo el amor.





sábado, 4 de febrero de 2017

Del "uno a uno" al amor


"Déjame que el enlace de dos almas fieles
No admita impedimentos.
No es amor el amor
Que cambia cuando un cambio encuentra,
O que se adapta con el distanciamiento a distanciarse.
¡Oh, no!, es un faro eternamente fijo
que desafía a las tempestades sin nunca estremecerse;
es la estrella para todo barco sin rumbo,
cuya valía se desconoce, aun tomando su altura.
No es amor bufón del Tiempo, aunque los rosados labios
Y mejillas corva guadaña sigan:
El amor no varía con sus breves horas y semanas,
Sino que se afianza incluso hasta en el borde del abismo.
Si esto es erróneo y se me puede probar,
Yo nunca nada escribí, ni nadie nunca amó" (William Shakespeare)

Nacemos y morimos solos... Viejo refrán.
Pero ¿a dónde se escapó la vida que le falta a ese verso?
Vivimos atravesados por un sin fin de soledades. Que solas no pueden porque nacimos para atravesarnos. O lo que los atraviesa nos señala formas de "nacer"
Soledad para contemplar...
...Compañía para construir, para dejar ir los los viejos mitos construyendo nuevos.
El Ser es la luz proyectada de diversas maneras a través de cada persona que nos toca el corazón y nos compaete un poco de historia.
Somos un pasado potencial y ¿Qué es lo que hacemos con eso?

Vivir, de momento, se vuelve un fugaz "darse cuenta" de que aunque partimos, nunca llegamos del todo.
Donde hoy sentimos, mañana hay transformación

La fuerza del alma no tiene fin.
Pero la vida en soledad es un viaje inexplorado.
Los nuevos mundos nos hablan con señales individualizadas, el "uno a uno" se refleja mucho en nuestras calles.
¿Donde quedaron las miradas cómplices y los abrazos profundos? No muy lejos para aquellos que al pensar en el amor sienten calor en su sangre.
La vida es encontrarse a través del encuentro con otros. Sin aferrarse a los cuerpos que solo son llaves para conocer.

Del otro lado de la vida ... No hay otro lado mas que el hoy.
Y si vivir es amar, el amor no cambia con la vida sino que es posible vivir de muchas formas el amor.




domingo, 29 de enero de 2017

Donde no estés no te dentengas.

Dónde no puedo estar, mis canciones conocen otros rumbos y aprenden otras melodías.
Los "siempre" existen en el único mundo donde son recibidos: el del deseo.
Pero nos vamos. Nos acabamos. Dejamos de decir.
Una elección va de la mano con una renuncia, salvo en el mundo del deseo donde las cosas confluyen juntas.
En ese mundo, donde no estás, podés aparecer. Quien no está puede vivir tus sensaciones.
¿Y por fuera de ese mundo qué..?
La falta. La angustia. Las nuevas elecciones y la distancia, la diferencia propia de la libertad.
La inseguridad es el trance que vive entre los mundos que nos creamos.
Tus seres no son tuyos y quizás internamente, ni son de ellos mismos, pero en el deseo los sentimos parte de nuestras partes.
***
Donde puedo estar y donde piso es el lugar de aprendizaje en la vida. Ya fui a otras lecciones para crear otros saberes y hoy necesito aprender y enseñar en dimensiones nuevas.
Sin embargo, donde alguien te falta, el tiempo se detiene, hay un espacio dentro que clama ser visto y oído. Te habla en un solo lenguaje y perturba tus nuevos andares.
Algunos podrán llamar a ese espacio apego, otros lo llaman extrañar.
Y será porque extrañar es ser un extraño en el presente por volvernos hacia donde ya no estamos o inventarnos historias con los que ya no están.
Caminar otras rutas, sin extrañar no suele suceder cuando hay amor. Sin él dicen que caminar es mas fácil, pero creo que hay paisajes que no pueden ser vistos sin amor.
No es posible evitar los espacios de falta. Son necesarios para recorrer.
 El peligro es detenerse en el vacío. Se comienza por mirarlo, detenernos a pensar de qué se trata, por qué estará allí y acabamos por perdernos del camino que nos esperaba.
***
Que tu senda no sea la mía es condición para que desee que seas parte de mi andar.
***
El cruce de miradas puede darse entre los diversos mundos, las sendas o los cuerpos.
***
 No siempre nos encontraremos en la misma dimensión. El riesgo es dejar de encontrarse.
Pero eso también es una decisión.

lunes, 23 de enero de 2017

Abismos y enseñanzas

El abismo está entre dos ideas
Entre una palabra no dicha y una totalmente arrebatada.
¿Y ese arrebato no anuda una verdad?
La verdad de la ficción que nos antecede.
La que nos aloja en el mundo y nos desampara en la vida.
Creencias. Prejuicios. Ideas de otros.
Quedan en el velo del decir.
Los silencios son sabios y, alguna que otra vez, ahogan cuando pujan por salir palabras viciadas.
Palabras con vicios de sentidos, con alas ágiles pero inútiles a la vez.
¿A dónde van las voces? En el rincón donde son guardadas se anudan para insistir y salir sin ser repensadas.
¿Te enseñaron a mentir? Mentirás antes de entender lo que implica una verdad.
¿Te enseñaron libertad? Reconocerás y evadiras un ancla con facilidad.
¿Quién enseña en realidad?
Enseñan las palabras, las miradas, los suspiros, lo que queda sin decir, el llanto acompañado con algún mito que oculte lo trágico para que "los niños no sufran". Enseñan las reglas y su ausencia en nuestra historia.
Enseñan los artistas y los otros que nos abren una historia antes de que podamos contar las nuestras.
La pregunta que me falta es: "¿Qué es lo que puedo enseñar?"


jueves, 19 de enero de 2017

Subjetividades cruzadas

Un sentimiento detrás de la decisión puede explicar una tragedia o el acto de amor mas heroico. Pero una forma de vida transformada por buenas decisiones es un recorrido subjetivo por los mares de la angustia y la incomodidad.
La “caja negra” de lo inconsciente opera con gran efectividad en los actos que decimos hacer desde la voluntad y el deseo. ¿Desde que posición deseamos? ¿Desde la que aprendimos a movernos en este mundo lleno de decires o desde dónde?
Construir implica la lucha contra los fantasmas conocidos pero aun asi temidos, que nos invitan a repetir y a transitar la vida muriendo lentamente en el acto sin creación.
El invento no es fácil. Supera al fantasma pero nace de él.
Alegrarse por la alegría personal es sencillo.. Sonreír por mirar escenas bellas desde afuera es un invento.
Capacitarse para dar respuestas a los problemas refugiándonos en teorías es sencillo... Vencer barreras epistemológicas e ideológicas es un invento.
Repetir palabras es sencillo... Crear una verdad que haga un lazo entre sujetos es un invento.
Amar lo bello es sencillo. Amar las sombras es un invento.
¿Será que en este mundo tecnificado y lleno de inventos materiales se nos ha acabado la creatividad necesaria para unirnos en las diferencias?
Por momentos si. Nos inmiscuimos en la fantasia de unión globalizada por las informaciones actualizadas y los mensajes inmediatos. Pero también existe la decisión de unirse en los símbolos que nacen del silencio, la escucha profunda, el llanto liberador de monstruos tortuosos, una mirada tierna que ayude a sostener lo que se pierde entre los vaivenes de existir.
La pérdida nos habita, se van restando recuerdos en las relaciones profundas y se va creando lo mítico y porque no lo mágico de un vínculo.
Perdemos el tiempo, la vida, el aire, el sol y la luna. Todos los días se resta una pisca más de algo y nos queda un espacio entonces para inventar.
Aceptando lo perdido se construye el cambio.
Perdiendo la aceptación del cambio,repetimos,sin mas,hasta que duele vivir.
Son las distintas posiciones subjetivas las que en sus contrastes nos muetran las mejores y peores jugadas para la vida.
Inventar va mas allá del pensamiento consciente. Implica captar el vacío en nuestra posicion como sujetos de faltas y abrazar los sin sabores, luchando contra las palabras viciadas de repetición que nos habitan para abandonar los idilios esperanzadores y co-crear con el presente (regalo) que nos desafía.



jueves, 12 de enero de 2017

Cielos

¿Con que ojos miramos el cielo?
Nos envuelve la magia de la noche estrellada y tantas veces nos encuentra distraídos.
Poco a poco olvidamos el valor de lo que nos rodea, si es que alguna vez se lo otorgamos.
Sucede que allí estan las cosas, quedandose o yéndose pero volviendo a ser vistas.


***
¡Luna que iluminas el manto oscuro junto con las estrellas que brillan mas allá de su muerte!. ¿Dónde estas realmente? Te veo tan cerca y jamas podría tocarte solo con mi deseo -¿o quizás si?-
Quizás el amor sea como nuestro cielo: imponente nos envuelve en una magia particular, podemos ver los destellos y los matices artísticos que cambian durante el día, pero a pesar de lo que vemos no podemos revelar por completo lo mítico de su existencia.
Podemos ponerle nombre a un fenómeno pero ¿acaso eso lo define por completo?
Creo que aquello que nombramos nos define primero a nosotros, nos muestra nuestros modos de andar y de vivir con lo inexplicable.

***
Sol y luz van de la mano siempre y cuando el hombre se distancie de el. Una caricia de esa gran estrella nos apagaría para siempre.

***
Los astros son una metáfora, nos ofrecen una ilusión que nos sostiene.
Esa distancia entre lo que vemos y la existencia pura de los objetos nos permite ceear fantasías que hablan de el mundo que creemos ser.

¿Como se ve tu cielo?